Puns in Spanish — Juegos de Palabras

Los juegos de palabras en castellano que he inventado. (Hablo con el acento mexicano, es el más apto para los juegos de palabras.)

Véanse también la tira cómica, "La Ruleta Española", y las parodias, Guantanamero y Alma Llenera.

Tira comica, Interpelar Tira comica, Potosí Tira comica, Embraer

Alumno: ¿Por qué se llamó Cristóbal Colón? ¿Porque fue el primer colono?
Profesor: No, es porque cagó sobre las Américas.

Arrestaron a una monja célebre; fue una gran sor presa.

La cria del pelícano, ¿es una película?

¿Es que los almohades se acostaban con las almohadas?

Si se te cayera todo el cabello…sería un calvario.

Ansiedad: la preocupación de hacer que el código C cumpla con el estandar ANSI.

Tengo tanto estrés que casi es cuatro.

Una mujer dice: me ama, pero nunca me ve como realmente soy.
Otra contesta: por eso se llama un no-vio.

El Señor Gates finge ser filántropo, pero es más egoista que un yoyó.

Topografía: hacer un mapa de los túneles del jardín.

Che Guevara volvió a Argentina desde Cuba, y deseando moverse por la ciudad, preguntó ¿Dónde puedo coger la guagua? Entonces lo arrestaron.

¿Por qué el jugo de mora? Porque no es pera.

¿Por qué los naranjos no tienen orden? Porque crecen al azahar.

No me gusta mucho la cantante B11. Estoy esperando la llegada de la próxima, la B12.

Cuando me hablaban de la idea de hacer amor con Catherine Zeta-Jones, dije "Hago amor con las plantas, pero no con las setas."

Para usar los sanitarios en México, una chica me pidió un peso. Le contesté, ¿Un beso?

¿Por qué es el plátano la comida de los monjes que hacen votos de pobreza? Porque dicen, ¡Plata, no!

Cuando viajo, a veces me preguntan si estoy de vacaciones. Contesto, ¿Para qué querría ser una vaca?

Un hotel muy desagradable es una posadilla.

En Buenos Aires hay un hipódromo, pero cuando pasé por allí, no tenía hipos.

Por la calle me encontré con un desastre. Lo reconocí como un desastre cuando él intentó descoser mi ropa.

El odio es un hijo de disputa.

La Alhambra es bella, pero vieja y obsoleta. Ahora piensan reemplazarla por una red inalhambrica.

¿Qué dijo un ladrón de pescado al otro? ¡Róbalo!

O eres utopista, o eres autopista.

Gracias, pero no quiero el pancito. Ya tengo una panzota.

¿Cómo separar a un militar de su ejército? Con un desoldador.

Para graduar de la universidad, algunos estudiantes tienen que presentar sustentaciones. Evidentemente los demás no son sospechados de tener tentaciones.

¿Qué carrera académica te prepararía para contar chistes? Bromatología.

Cada agosto, los homosexuales de España organizan su Festival de Ver Ano. (Basado en una idea de Tania Leal.)

¿Cuál es la diferencia entre el cura, la cura, y lo cura?

¿Dónde se vende lavanda? En la lavandería.

¿Dónde se venden tetas? En la tetería.

¿Dónde se venden almas? En el almacén. (Gracias a Euclides Mance.)

¿Por qué se llama un casino? Porque casi no tienes la posibilidad de ganar.

Siendo ateo practicante, para despedirme digo "A ningún dios." Pero al final de una entrevista de prensa, digo "Hasta la revista."

En Ecuador, una aerolínea lleva el nombre de Icaro, no buen augurio para un vuelo seguro. Escriben el nombre sin tilde. Al aterrizar dicen, "Gracias por haber elegido este vuelo peligroso Icaro".

Otra aerolínea se llama Taca. Quien rehusa viajar con Taca, se des-taca.

Muestro un juego de llaves y digo "Llaves". Luego lo escondo y digo, "Ya no ves."

A ver también las fotos de mi escultura efímera, "De-lirio".

Si los baristas trabajan en el bar, entonces ¿los maristas trabajan en el mar?

En un paseo por los montes de Colombia, un amigo indicó un mineral y dijo: "Es azufre". Le contesté, "¡Pobrecita! ¿Por qué sufre?"

En Colombia, una borracha se llama una ama-pola.

¿Cómo se llama una ruana estropeada? Una ruina.

¿Quién introdució la concina budista a Colombia? Mil-arepas.

En México, quien hace bromas pesadas es un comediantre.

En México, si quieres un préstamo para cenar, vas a Bancomer, pero si es para plátanos vas a Bananamex.

Cuando fui a Chile, me sugerieron ir a Copiapó, pero dije, prefiero Copiamás. No fui a Antofagasta, entonces no me gastó. Pasé cerca de Chuquicamata, pero no me mató. Por fin paré en Atacama, donde con tanto viento hasta los colchones vuelan.
En el museo vi una exhibición sobre la indústria del nitrato — que ni trato de comprender. También presentaba la pulpería; pero, por la competencia de los flamencos, ya no hay pulpos en el desierto.

El Presidente Piñera de Chile es oriundo de Llanquihue. Por eso hace todo “the Yankee way”.

Fui a una pastelería y les pedí regalarme una dona, pero dijeron que no hacen donaciones. Sin embargo, los restaurantes del Perú nos ofrecen su cuy dado.